Cómo cuidar la barba en 4 sencillos pasos

Cómo cuidar la barba en 4 sencillos pasos

Cuidar la barba y tenerla perfecta sin pasar por la barbería a diario parece una tarea complicada, pero nada más lejos de la realidad. A continuación te mostramos una sencilla guía con cuatro pasos para cuidar la barba que hará que esta tarea se simplifique considerablemente.

El tiempo que pasa entre una visita a la barbería y la siguiente depende del tipo y la longitud de barba que tengamos, en barbas cortas el crecimiento del pelo se nota mucho más que en barbas largas, por lo que la visita tiene que ser más regular.

Pero, indistintamente del tiempo que pase entre un arreglo de barba y el siguiente, es imprescindible tener una serie de cuidados para la barba que nos permitirán tenerla arreglada y cuidada en todo momento.

 


 

Cómo limpiar la barba

 

El crecimiento del pelo produce descamación y picores en la piel, es una reacción natural de la piel, por lo que la limpieza diaria de la barba es muy importante.

Una ducha caliente para abrir los poros y un jabón natural específico para barba, ya sea en pastilla o en gel, son los ingredientes para tener una barba limpia.

Aplicaremos el jabón en nuestra barba siempre de manera descendente, para evitar enredos que hagan que el pelo de la barba se rompa al cepillarla.

No hay que olvidar secar la barba bien al terminar para eliminar toda la humedad.

Cómo hidratar la barba

 

El paso más importante a la hora de cuidar la barba es la hidratación. Para ello es recomendable utilizar un buen aceite para barba, aplicándolo sobre la palma de la mano y masajeando desde la piel hasta las puntas, para que quede completamente hidratada. A continuación, peinarla con un peine de púas grandes.

Hay varios productos para hidratar la barba, pero los más utilizados son los aceites y los bálsamos. Ambos cumplen la misma función y su uso depende más de los gustos de cada uno que de las propiedades que tienen. A nosotros nos gusta más el aceite para barba porque creemos que se extiende mejor por toda la barba y, por lo tanto, también hidrata mejor.

Es imprescindible que sequemos bien la barba previamente, ya que si queda agua en nuestra barba, no permitirá que el aceite penetre en la piel y estaremos desperdiciando el producto.

También es importante que la cantidad de aceite sea la adecuada, ya que el exceso de aceite no aumentará la hidratación, sino que dará un aspecto aceitoso y sucio.

Por norma general, para barbas cortas recomendamos un cuarto de gotero (4 o 5 gotas) y para barbas más largas medio gotero (8 o 9 gotas). Aunque depende también de muchos factores como el tipo de piel que tengamos o lo seca que esté la barba.

De todas formas, si al cabo de los días vemos que nuestra barba está seca, subiremos un poco la dosis, y si vemos que durante el día no se absorbe del todo el aceite, reduciremos un poco la cantidad de aceite, hasta que consigamos la cantidad adecuada para nuestra barba.

Cómo fijar la barba

 

Dependiendo de la longitud de nuestra barba y de cómo nos guste llevarla, otro punto a tener en cuenta a la hora de cuidar la barba es la fijación. Hay varias formas de conseguir fijación para nuestra barba, dependiendo del nivel de fijación que queramos.

Por un lado, productos que nos proporcionan hidratación como los bálsamos o algunos aceites un poco más densos como el de Sweeney, nos proporcionan una fijación leve o media.

Por otro lado, si lo que necesitamos es una fijación mayor, recomendamos el uso de fibras o ceras, que nos darán un mayor control sobre la barba y los pelos que puedan quedar sueltos. Creemos que las mejores son las que proporcionan un efecto mate, ya que darán un aspecto mucho más natural a nuestra barba.

En  la barbería utilizamos la fibra de Reuzel, que proporciona una buena fijación dejando un efecto mate muy natural en la barba, como si no llevases ningún producto.

Cómo recortar la barba

 

Por último, es importante hablar del arreglo de barba. Si queremos quitarnos esos pelos que crecen por la zona del cuello y los pómulos, es necesario que sigamos las instrucciones del barbero y tengamos cuidado con no sobrepasar los límites que nos ha marcado de la barba.

En nuestro post sobre cómo arreglarse la barba en casa hablamos de los pasos a seguir para recortar la zona de los pómulos, el cuello y el bigote.

 

Como hemos visto, siguiendo estos sencillos cuatro pasos es posible cuidar la barba como un auténtico profesional. Esperamos que te hayan servido de ayuda estos consejos y si tienes cualquier pregunta, no dudes en consultarnos. Estaremos encantados de atenderte. ¡Nos vemos en la barbería!

 

No Comments

Post A Comment

En cumplimiento de la Ley, te informo que este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Leer más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar