ACEITE PARA BARBA ¿Cómo utilizarlo?

ACEITE PARA BARBA ¿Cómo utilizarlo?

Si queremos tener una barba cuidada e hidratada, el aceite para barba es un producto básico que no puede faltar. Es un aceite específico que está formulado para hidratar tanto el pelo de la barba, como la piel de la cara.

No podemos permitirnos lucir una buena barba y tener picores, sequedad y descamación. Para ello, lo más fácil es utilizar un aceite para barba.

 

 

¿De qué se compone el aceite de barba?

En el mercado podemos encontrar diferentes tipos. Aceites de formulación 100% natural, aceites de formulación no natural y mixtos. Nosotros recomendamos que sean 100% naturales y así evitar añadir químicos a nuestra barba.

Los aceites para barba se componen de un aceite base y unos aceites esenciales.

El aceite base puede ser, por ejemplo, ricino, argán, jojoba o coco. Cada uno tiene sus propiedades y sus beneficios. Por ejemplo, el ricino es más denso que el argán y aporta una leve fijación al aceite. El aceite de coco, aunque funciona muy bien, en ambientes fríos tiende a solidificarse y hay que aplicarle calor antes de usarlo.

Por otro lado, tenemos los aceites esenciales. Estos aceites tienen una pureza muy alta y aportan, tanto aroma como propiedades antisépticas, antiinflamatorias o fungicidas.

Por norma general, la mayoría tenemos una barba y una piel sanas, por lo que nos guiaremos más por el aroma que nos guste, más que por las propiedades que tengan los aceites esenciales. No obstante, en el caso en que tengamos problemas de piel más allá de la típica descamación o sequedad, recomendamos acudir al dermatólogo para saber qué tratamiento llevar.

En nuestro caso, tenemos nuestra propia marca de aceites para barba, fabricada en un laboratorio de productos 100% naturales. Nuestro aceite tiene como bases el argán y el ricino, para que se pueda extender bien en las manos y la barba, y a la vez añada una leve fijación a nuestra barba. También tenemos diferentes lineas de olores, con una variedad de aceites esenciales que les proporcionan un aroma muy característico.

 

¿Cuánto aceite tengo que echarme?

La cantidad de aceite que utilicemos depende de varios factores, como la longitud de nuestra barba, la densidad y el tipo de pelo que tengamos. Podemos tener una barba más larga aunque menos densa, o más corta y más tupida, o muy rizada.

Por lo general, para barbas largas, muy rizadas o muy pobladas, necesitaremos un gotero entero. A medida que las barbas sean más cortas o con menos densidad, disminuiremos la cantidad de aceite.

Tenemos que tener en cuenta que la barba es como una esponja, llega un momento que no absorbe más aceite por mucho que le echemos. Por ello, tenemos que controlar la cantidad de aceite que ponemos para evitar que se quede un aspecto demasiado brillante, ya que estaremos desperdiciando producto.

 

¿Cómo se aplica el aceite para barba?

Hay que tener claro que el aceite es tanto para el pelo, como para la piel. Por ello, la manera de aplicar el aceite correctamente es poniendo la cantidad correspondiente en la palma de la mano, y extender tanto por las palmas como por los dedos.

Una vez que tenemos el aceite en nuestras manos, comenzamos a aplicarlo con las yemas de los dedos en nuestra piel, en movimientos de zigzag y sentido descendente.

A continuación, repartimos el aceite de nuestras palmas por toda la barba de manera uniforme hasta que desaparezca de nuestras manos.

Por último, volvemos a cargar las yemas de los dedos con el producto restante de nuestras palmas e hidratamos también nuestro bigote.

Hacemos hincapié en repartir el aceite en sentido descendente porque es un error muy común que solemos cometer. Solemos pensar que el pelo de la barba es igual que el pelo de la cabeza, pero no es así. El pelo de la barba es mucho más duro y, si repartimos el aceite de forma aleatoria, lo único que conseguiremos es enredar nuestra barba.

 

¿Cuándo se utiliza el aceite para barba?

Esta pregunta es muy sencilla de responder, todos los días. Tenemos que tener la costumbre, igual que nos lavamos los dientes o nos lavamos la cabeza al ducharnos, tenemos que utilizar el aceite para barba cada día.

Lo ideal es, después de la ducha, con la barba seca de toalla o ligeramente húmeda, aplicar el aceite para barba como hemos visto anteriormente.

Todos sabemos la relación entre el agua y el aceite, por lo que, si queda mucha agua en nuestra barba, este agua hará una capa entre el aceite y la barba, no se repartirá bien y estaremos desperdiciando producto.

 

Con esto, ya tenemos resueltas todas las dudas acerca de este producto. Si tienes cualquier pregunta sobre el aceite para barba o te gustaría que hablásemos de algún otro producto, déjanos un comentario y estaremos encantados de responderte.

 

¡Nos vemos en la barbería!

 

No Comments

Post A Comment

En cumplimiento de la Ley, te informo que este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Leer más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar