noviembre 20, 2016

¿Cuál es el objetivo de un barbero?

El objetivo principal del barbero, como ya comentamos en entradas anteriores, es que salgas con tu mejor corte de pelo y tu mejor barba, y para ello no solo hay que aprender barbería.

Por la barbería pasan todo tipo de hombres, pero si tuviéramos que definir nuestro target, diríamos que es un hombre de edad comprendida entre 30 y 45 años, con un corte clásico, estabilidad económica y unos objetivos claros en la vida.

objetivo jaume barbero barbers crew

Esto implica que, tanto en el corte de pelo como en el arreglo de la barba o el bigote, el barbero tiene que tener en cuenta muchos más aspectos de los que pueden mostrarse en una fotografía.

Para poder cumplir nuestro objetivo, tenemos que seguir tres pasos muy sencillos pero que requieren su tiempo y su dedicación.

El primer paso que tiene que dar el barbero cuando un cliente nuevo aparece por la barbería es conocerlo, saber cuáles son sus inquietudes, cuál es su rutina diaria de aseo personal y qué estilo de corte de pelo busca.

Con esto ya tenemos una idea general de nuestro cliente y podemos aconsejarle sobre la decisión que ha tomado. Si el corte de pelo le va a llevar más tiempo del que puede dedicarle por las mañanas, si usa productos y secador, si le va a suponer algún comentario fuera de contexto en su trabajo o si la fotografía que ha traído es la mejor elección.

De esta forma, barbero y cliente llegan al entendimiento que se necesita para poder cumplir el objetivo de la barbería.

Algo a tener en cuenta siempre son las diferencias entre las fotografías profesionales y la realidad, los modelos capilares, el tipo de fotografía y los retoques digitales.

El segundo paso es evidente, realizar el corte de pelo o el arreglo de barba acordados.

El tercero es guiar al cliente sobre cómo conseguir el mismo resultado que hemos obtenido en la barbería mediante los productos especializados y las técnicas de peinado, en casa cada mañana. De nada nos sirve hacer el mejor corte de pelo si únicamente va a durar ese día.

Al fin y al cabo, el objetivo es que nuestros clientes terminen su experiencia con el barbero contentos con su corte de pelo y, además, que puedan mantenerlo hasta la próxima visita a la barbería.

En definitiva, con tres sencillos pasos conseguimos que el cliente tenga una muy buena experiencia en la barbería y nosotros podemos estar satisfechos al haber conseguido nuestro objetivo diario.

1 Comentario

  • Respuesta Fed Her 08/12/2016 at 15:07

    Muy academicista. No cabe ninguna objeción al texto. Si ese es el objetivo de un barbero, no hay duda de que en Barbers Crew se alcanza de sobra. Sin embargo, en esta barbería se llega mucho más allá. El cliente de éste y de otros negocios de servicios busca ese “algo más” que diferencia un pequeño café de otro, un ultramarinos de otro y, sí, un barbero de otro. Cuando el cliente se siente apreciado, cuando alcanza un cierto grado de complicidad con quien le va a dedicar su tiempo y su esfuerzo, cuando, en suma, se siente cómodo y deseoso de volver, es el momento en que el buen barbero asciende a una categoría superior. Supone consolidar una relación amistosa sobre la base de la prestación de un servicio muy personal. Supone alegrarse de la buena marcha del negocio, de la contratación de un empleado o del emprendimiento de nuevas metas. Ahí ha llegado esta barbería y queda mucho por recorrer.

  • Deja un comentario